Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

INFINITUD

Mirar tras la reja. La calle al otro lado. Mujeres que miran desde sus habitaciones al final de sus días. El último capítulo. Llueve, llueve, amenaza lluvia. Las paredes blancas se van poniendo verdes. Miran, rezan, piensan, recuerdan. Mujeres en los balcones y tras las rejas. Miradas femeninas que siempre esperan, entre la nostalgia de lo que no pudieron ver y la tristeza de los días que se escurren. Mujeres mayores que tienen las bocas llenas de palabras por decir. Ellas miran tras los hierros. "La sed de infinitud luchando contra los barrotes de la jaula" escribió Carmen Martín Gaite.  Mujeres solas que se acompañan tras los visillos y que se peinan juntas frente al espejo en el que se ven cada día más viejas. Quizás desamparadas. La Virgen los Ángeles no sale y ellas cierran los postigos. El ruido sigue afuera. Ellas tal vez recen una oración desordenada contra los ángeles que las siguen teniendo entre rejas. 

CIUDAD DE TRINCHERAS

Las fronteras indecisas
Diario Córdoba, 25-3-2013


Le escuché decir una vez a mi admirado Sebastián de la Obra que Córdoba es una "ciudad de castas". Corroboro esa afirmación, con toda la crueldad que supone y me atrevo incluso a afirmar que además somos una ciudad de trincheras. Lo he vuelto a pensar tras escuchar al pregonero de la Semana Santa de este año afirmar con la inflexibilidad propia de los dogmas que la Mezquita "toda ella es Catedral cristiana y, hoy aquí, afirmamos que debe de seguir así, por los siglos y para siempre". Una afirmación que, obviamente, no sólo refleja un desconocimiento inaudito de la historia del edificio y de nosotros mismos, esa parte de la historia que algunos siguen empeñando en hacer invisible ya que les resulta incómoda la diversidad, sino que también refleja una actitud combativa, casi de cruzada. Y lo más terrible es que ese parecer es compartido por amplios sectores de nuestra sociedad que parecen instalados en el ánimo de una …

MASCULINIDADES Y CIUDADANÍA: LOS HOMBRES TAMBIÉN TENEMOS GÉNERO

Ayer recibí los primeros ejemplares de la monografía en la que analizo la construcción de las identidades masculinas y las transformaciones que sería necesario realizar en las mismas para avanzar en la igualdad de género. Es sin duda uno de mis libros más personales e intensos, que aparece además en un momento muy especial para mí. Se abre además con la estupenda fotografía "Lección de esgrima" de mi querido Fernando Bayona. Una imagen que dice mucho y bien de lo que se analiza en el contenido del libro.

EL PADRE, PROVEEDOR DE AFECTOS

Una de las grandes revoluciones pendientes, que a su vez ha de formar parte de la que rompa con las cláusulas del contrato sexual que durante siglos ha mantenido las diferenciaciones jerárquicas entre hombres y mujeres, es la que ha de afectar al entendimiento y ejercicio de la paternidad. Lo cual es tanto como decir a la construcción de la masculinidad. En este momento de transiciones, todos los hombres, y muy especialmente los que somos padres, hemos de mirarnos en el espejo, deconstruirnos y asumir nuevos papeles que poco tienen que ver con los que vimos desempeñar en nuestros progenitores. Es urgente que vayamos rompiendo los binarios del patriarcado - público/privado, cultura/naturaleza, producción/reproducción, razón/emoción - y que asumamos una presencia constante en lo que antes era territorio reservado a las mujeres. 
Frente al "diligente padre de familia", ausente y autoritario, debemos convertirnos en proveedores de afectos. Frente al padre ausente, volcado en lo…

ROSARIO VALPUESTA: LA MITAD DEL CIELO

Tuve la suerte de compartir largas conversaciones con ella y de aprender de su envidiable fuerza de mujer con convicciones demócratas y feministas (lo cual debería ser lo mismo). La última vez fue hace un par de años en Sevilla cuando compartimos mesa redonda hablando de los retos de la igualdad de género en el siglo XXI. Ella inauguró hace muchos años ya unas jornadas pioneras en las que por primera vez en la Facultad de Derecho de Córdoba hablábamos del "género del Derecho". Catedrática y Rectora pionera, volcada en Latinoamérica, empeñada en construir un Derecho de Familia más paritario. 

Hoy siento una enorme tristeza por su pérdida, en un día en el que paradójicamente el mundo sigue alabando una estructura patriarcal como la Iglesia Católica. Me habría encantado escuchar su voz rotunda opinando sobre un Papa que entendió la aprobación del matrimonio igualitario en Argentina como una guerra contra Dios.

KOSTAS VAXEVANIS: LA LEY DEL MÁS DÉBIL

En el mundo de conquistas que creímos sólidas y perennes estamos viviendo una guerra. Aunque no se disparen misiles ni bombas. Aunque las trincheras sean más morales que físicas. Asistimos al derrumbe progresivo de un modelo que las luces de la razón diseñaron para, con todos sus defectos, hacer posible el equilibrio entre el control del poder y la garantía de nuestros derechos. Hoy ese sistema, que se basó en la alianza irrenunciable de justicia, democracia y bienestar, está siendo demolido con el cinismo propio de quienes, sin embargo, dicen actuar en nombre del interés general. La guerra que vivimos es, en definitiva, la de los más fuertes contra los más débiles. La que está socavando los cimientos que durante siglos han sostenido no sólo el menos malo de los sistemas posibles sino también, y sobre todo, el que ha permitido por primera vez en lo historia que el ser humano se convierta en sujeto autónomo y responsable, desde el entendimiento que la única felicidad posible es la pol…

SANTAS O PUTAS

DIARIO CÓRDOBA, 11-3-2013
La cocina de la abuela. Utensilios, olores, sonidos. El hambre saciada y los cuidados vertidos en una sopa, en una jarra de leche que sabe a plata, en el plato sin fondo de los sueños. Huele a vida pero también a muerte. La calavera irremediable y la ventana a la imposible. Vemos a la mujer que vuela, a la que se sabe tocada por lo divino, a la que entre cuatro paredes se siente única y no alcanza a entender las reglas de un mundo que ella no ha escrito. La sororidad que rebasa los siglos y que es como una cuerda que ata pero no asfixia. La piel oculta y los ojos intensos. La piedad. Paseo por la iglesia de la Magdalena y me atraviesa la mirada de Marina Abramovic. Intento comprender su éxtasis y su cocido, el paraíso que cubre con faldas negras, las huidizas fronteras entre lo carnal y lo espiritual. La miro y me miro. Y entonces percibo el fin último de un arte que, sin necesidad de pseudointelectuales que lo interpreten, y para desgracia de los que añoran…

I`M SO EXCITED

Los amantes pasajeros, de Pedro Almódovar

Siempre me ha costado entender la especial inquina que determinados sectores le tienen a Pedro Almodóvar. Aunque no me guste ratificar los tópicos, parece inevitable pensar que en este país se digiere mal el éxito, el olfato comercial y la creatividad.  Lo cual, por otra parte, podría explicarnos las razones de algunos de los fracasos de nuestra sociedad.  A estas alturas, y con cerca de 20 películas a sus espaldas, entre las que hay obras maestras, otras mediocres y alguna bastante mala, creo que nadie puede negar que el manchego es uno de los grandes creadores de este país y que ha conseguido eso tan difícil de hacer no sólo reconocible su sello sino también que el público de medio mundo aplauda sus propuestas.  
Como suele ser habitual en él, llevábamos meses oyendo hablar de su última película, del cambio intenso de las anteriores a la comedia, del casting y de otros detalles que han ido alimentando, sin prisa pero sin pausa, la curiosidad…

EL CIELO DE MIS ABUELAS... un 8 de marzo

El cielo de mis abuelas tuvo las dimensiones de un patio. Un rectángulo abierto y unas ventanas con visillos. Una firmaba con un dedo manchado de tinta, la otra apuntaba versos que los hombres no se atrevían a leer. Las dos hablaban un lenguaje que tenía el gusto auténtico de los posos del café, de la tierra húmeda de las macetas, del azúcar a veces imposible que endulzaba la cocina. A una le gustaba de pequeña subirse a los árboles, tal vez para mirar más amplio el horizonte que su condición de mujer le negaba. La otra era una mujer de largos silencios y palabras justas, curtida en las batallas de quien vive por y para los demás.
Cada ocho de marzo, cuando en todos los medios de comunicación, y mucho más este año, se habla de la desigualdad, de precariedad, de conquistas pero también aún de heridas, me gusta recordarlas. Así me rearmo en una militancia feminista que, como hombre, asumo con la convicción de que es imposible ser demócrata y no perseguir la perfecta igualdad de mujeres…

CELEBRACIÓN DE LA BELLEZA

Columna PASO A PASO
Canal Sur, 5-3-2013

Siempre he pensado que la Semana Santa es la celebración que mejor refleja eso que, con muchos reparos, me atrevería a llamar alma andaluza. En ella confluyen todas sus riquezas y contradicciones, y por qué no decirlo, también algunas de sus miserias. En esa performance barroca, aunque también romántica, es fácil detectar el mestizaje de culturas, la necesidad de expresión emocional, el carácter público y participativo del Sur, así como una singular concepción de la muerte y de la esperanza.
Es pues la Semana Santa celebración de la primavera que bebe del Mediterráneo y más goce de la resurrección que del valle de lágrimas contra el que nos rebelamos orgullosamente. Y, sobre todo, y aunque a algunos les pese,  es mucho más que una celebración religiosa. Es una fiesta plural y diversa, contradictoria y luminosa, lo cual explica su perdurabilidad y su capacidad de movilización. Esa que permite que bajo un paso convivan ideologías diversas o que el má…