Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2015

LAS CONSECUENCIAS DE JUGAR AL MONOPOLY

“Enhorabuena, habéis apostado a la ruina de este país y habéis ganado”


El en otros tiempos más que interesante cine italiano nos sorprende todavía, muy de tarde en tarde, con una de esas obras en la nuestros primos hermanos vuelven a darnos muestra de su capacidad para introducirse en sus propias tripas y, además, hacerlo con elegancia narrativa, con fuerza dramática, con credibilidad.  En este sentido, una de las más estimables sorpresas del reciente cine italiano es sin duda El capital humano. Basándose en una novela del norteamericano Stephen Amidon, cuya historia se traslada a Milán, Paolo Virzì construye un intenso fresco sobre la crisis, no sólo económica, también moral, de Italia y, con ello, de toda Europa. La confluencia de dos familias, una riquísima y otra que quiere serlo, le sirven para mostrarnos la degeneración de todo un sistema - político, económico y social - , al tiempo que nos deja claro que toda crisis tiene sus víctimas. Y mucho me temo que, tal y como nos cuenta …

LA MASCULINIDAD DISIDENTE

"Marica, loca, maricón, mariposón, mariquita, sarasa, julandrón, invertido, afeminado, bujarrón, puto, o el homosexual, el gay. A veces nos cruzábamos por las escaleras atestadas de alumnos, o en otro sitio, en medio del patio. No podían pegarme delante de todo el mundo, no eran tan tontos, los habrían expulsado. Se conformaban con un un insulto, marica nada más (u otra cosa). Nadie de alrededor le daba importancia, pero todo el mundo lo oía".

Hacía tiempo que no me emocionaba tanto como con esta novela confesional de Edouard Louis, el que antes fue Bellegueule, el que renunció a seguir llevando el apellido de quién le negó su propia identidad, el que tuvo que superar una infancia llena de humillaciones, una sociedad indecente en la que chicos como él no tenían cabida. En estos momentos en los que asistimos alarmados al incremento de las agresiones homófobas, y en los que incluso se detecta un repunte entre los más jóvenes, este libro debería ser de lectura obligatoria en in…

EL VERANO QUE MURIÓ LINA MORGAN

El verano que murió Lina Morgan yo descubrí, aunque pueda parecer mentira, el valor de la risa. El recuerdo de tardes de televisión pesadas y dulzonas, de un tiempo tan hondamente cruel con los que nos sentíamos distintos, me hizo pensar en los muchos lastres que arrastramos los hombres y las mujeres de tantas generaciones de un país que siempre ha parecido ser su peor enemigo. Ese recuerdo, y el de toda una larga vida en la que yo me había negado a mí mismo bajo una disciplina férrea impuesta por otros pero también por mí mismo, me hizo buscar la llave, y encerrar tantas miserias, y tirarla al mar. Las olas. Para siempre. El recuerdo de todo lo que suponía Lina Morgan en este país de velos negros y risas tribales me ayudó una tarde de agosto a rebelarme contra mis cerrojos. Contra lo que durante muchos años, más de cuarenta, me había convertido en lo que yo no quería ser, en el hombre a medias, en el corazón sellado sin palabras. Y sin risas, y sin alas, y sin belleza.
Se fue Lina Mor…

ELIZABETH Y LOTA, FLORES RARAS

Reaching for the moon
Bruno Barreto, 2014


"La luna, en el espejo del tocador,
mira a un millón de millas
(y tal vez, con orgullo, hacia sí misma,
pero nunca, nunca sonríe)
de distancia, más allá del sueño, o
tal vez duerma de día.

Por el Universo desertado
le diría ella que se fuera al infierno,
y encontraría un cuerpo de agua
o un espejo en el cual habitar.
Envuelve entonces tu inquietud en telarañas
y arrójala al pozo

a ese mundo invertido
donde la izquierda es siempre la derecha,
donde las sombras son realmente el cuerpo,
donde pasamos en vela las noches
y los cielos son tan poco profundos
como profundo es ahora
el mar, y tú me amas."



Luna de Brasil, cuyo título original es mucho más hermoso y recuerda menos a un folleto de agencia de viajes que el usado en nuestro país, recrea la apasionada historia de amor de la escritora norteamericana Elizabeth Bishop y la arquitecta brasileña Lota Macedo Soares, tomando como referencia la novela Flores raras y banalísimas: la historia de Elizabeth Bishop…