Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

LA PATÉTICA AUSENCIA DE LA NACIÓN

La Nación no estuvo ayer ni antes de ayer en el Congreso de los Diputados. Lo que se debatió en el hemiciclo no fue el estado de quienes padecemos no solo la crisis económica sino también la de un sistema político que hace tiempo dejó de reflejar nuestros anhelos y preocupaciones. Fue el estado de nuestros políticos y de los partidos anquilosados a que pertenecen lo que se escenificó en una farsa más de las  muchas que convierten nuestra democracia en un simulacro. Puro teatro de mayorías que aplastan y de minorías con apenas derecho al pataleo. Patético juego de profesionales de la política que hace tiempo dejaron de sentir el latido de las calles, tan preocupados por acariciar la testosterona que supuran sus ombligos. 

El debate sobre el estado de Rajoy, Sánchez y compañía ha sido una muestra más de lo necesitados que estamos de una revolución que devuelva la democracia al lugar del que nunca debió salir. Un proceso ante el que, sin embargo, miedo me da que sea capitaneado por quiene…

UNA PIZARRA PROPIA

"A ella siempre le gustó el olor de la tiza, sentir en sus pequeños dedos el rastro blanco de lo no escrito. Era como un tatuaje móvil que la marcaba con la alegría de los deseos. Pese a su nerviosismo, y alargando su brazo con el que apenas llegaba a la pizarra, hizo los trazos con firmeza.  Escribió cada letra como si con ellas estuviera urdiendo un truco de magia. Cuando terminó, y se volvió sonriente hacia sus compañeros y compañeras, se sintió única y poderosa. La mujer que como savia ascendía por sus piernas de niña."





Tercer premio del Certamen convocado por las Instituciones Europeas en España en conmemoración del Día Internacional de las Mujeres 2015, 8 de marzo, sobre el empoderamiento de las mujeres y las niñas a través dela educación, que se suma además a la campaña global Beijing+20, promovida por ONU- Mujeres.


Publicado en The Huffington Post el domingo 8 de marzo de 2015: http://www.huffingtonpost.es/octavio-salazar/una-pizarra-propia_b_6815386.html?utm_hp_ref=…

UNA VEZ LA VIRILIDAD

A diferencia de las escritoras, no es muy habitual que los narradores masculinos se interroguen por su propia identidad de género. Crecidos en un orden cultural que históricamente ha identificado lo masculino con lo universal, y en el que los hombres hemos gozado de todos los privilegios, los escritores no han tenido la necesidad de mirarse en el espejo y de descubrir que, parafraseando a la Beauvoir, nosotros tampoco nacemos, sino que nos hacemos. Los autores masculinos no han dejado de interrogarse sobre todos los rincones de la existencia, incluidas también las mujeres y sus relaciones con ellas, pero no se han preocupado de cuestionarse el porqué de una virilidad obligatoria. Por supuesto que encontramos magníficos retratos de los excesos de esa identidad -baste con recordar por ejemplo a Norman Mailer y Los tipos duros no bailan-, pero echamos en falta miradas que supongan una reflexión crítica sobre la carga que también ha supuesto y supone para muchos cumplir los cánones que m…

FERNANDO BAYONA: LOS DESEOS REVOLUCIONARIOS

Las fronteras indecisas
Diario Córdoba, 16-2-2015

Escribo estas líneas en plena campaña de un San Valentín que convierte el amor en mercancía. Las imágenes y los mensajes que nos bombardean continúan siendo deudores de un orden heteronormativo en el que un determinado modelo de pareja se identifica con la única felicidad posible. Al margen de lo censurable que resulta alimentar mitos que no necesariamente conducen al paraíso, me llama la atención que nuestro imaginario siga siendo tan esclavo de una normalidad que hace invisibles las diferencias. Por ello me ha resultado tan revolucionario incluso que justo esta semana El Público de Canal Sur otorgue uno de sus premios anuales a Fernando Bayona. La mirada de este fotógrafo nacido en Jaén, residente en Granada y educado en un territorio sin fronteras, se ha caracterizado siempre por hacer visible lo invisible, por mostrar la diversidad que encierran las subjetividades masculina, femenina y las que escapan al binarismo, por hacer present…

TIMBUKTU: CONTRA LOS BÁRBAROS, LA IMAGINACIÓN

Unos niños juegan al fútbol en la arena del desierto africano. Descalzos pero con camisetas de equipos europeos. Lo hacen sin balón porque los yihadistas han prohibido su uso. Ellos sin embargo recurren a su imaginación para seguir jugando: regatean, avanzan, meten goles. Pese a la prohibición, en sus cabezas sigue habitando el poderoso don de  imaginar otros mundos posibles, el horizonte siempre abierto de la mente que sueña, ese reducto donde finalmente habita la dignidad del individuo. La que es negada y pisoteada por quienes niegan la subjetividad, la plena autonomía del sujeto que piensa y decide por sí mismo, el que es dueño de su cuerpo y de su mente, el que necesita mostrar el rostro y las manos para evidenciar que existe. Y que es único. Y que por tanto merece el respeto sin el que la convivencia se convierte en imposible. El derecho a la imaginación como salvavidas frente a la humillación constante.
Las bellas imágenes de ese partido sin balón son parte de la poesía, transid…

CON UN PAR DE OVARIOS

Las fronteras indecisas
Diario Córdoba, 2-2-2015


Todos los que entendemos que la democracia o es paritaria o no es, no reivindicamos otra cosa que el igual acceso de las mujeres al poder y su presencia en los espacios que durante siglos han sido dominados por una cuota cien por cien masculina. Ello implica por tanto reconocer el derecho de las mujeres a ser tan buenas o tan malas como los hombres. Es decir, de la misma manera que la vida pública ha estado y está, lamentablemente, llena de hombres impresentables, también ellas deben tener derecho a demostrar que pueden gestionar lo público con el mismo mérito y capacidad que ellos, pero también con el mismo grado de incompetencia y hasta de cinismo. Es decir, no creo que la presencia de mujeres suponga automáticamente otra manera de entender lo público, sobre todo porque no todas las mujeres tienen conciencia feminista y porque el mismo sistema se encarga de que muchas asuman los referentes masculinos si quieren acceder y sobre todo man…