Ir al contenido principal

Entradas

LA VIDA ANCHA DE ANA BELÉN

Vivimos en un país con tan escasa memoria y tan poco agradecido que, a diferencia de lo que ocurre en otros lugares, cualquier artista, por más que lleve décadas demostrando su talento, es sometido a un riguroso examen cada vez que presenta un nuevo trabajo. De esta manera, no hay trayectoria que valga: todo se mide en función de las aciertos o imperfecciones de lo más reciente. Las expectativas no se generan como eslabones de una cadena sino más bien como una prueba que parece diseñado por quienes parecen disfrutar más con el fracaso que con el éxito ajeno. Algo así tengo la sensación de que ocurre en este país, que no es tan camisa blanca como ella cantara, con Ana Belén. Una mujer que, con sus éxitos y también con sus equivocaciones, lleva más de cincuenta años, que se dice pronto, regalándonos su pasión por el trabajo bien hecho, su búsqueda permanente de perfección y, por encima de todo, la siempre quebradiza sensación que supone sentir que lo mejor siempre está por llegar.
En est…
Entradas recientes

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA: ¿HAY QUE DESHACER LA "CASA DE MUÑECAS"?

Siempre me gustó la metáfora usada por constitucionalistas como Pablo Lucas Verdú y que supone identificar la Constitución como "el hogar de la ciudadanía". Es decir, ese espacio que nos reconoce como sujeto de derechos y en el que tenemos la oportunidad de ser partícipes del poder. Esa pertenencia a un hogar común, en el que es posible sentirse protegido y al mismo tiempo reconocido como individuo libre, genera un sentimiento de adhesión que va más allá de lo racional y que actúa como una especie de nervio emocional que hace que el sistema, pese a sus turbulencias e imperfecciones, se mantenga vivo. Ahora bien, la Constitución, como cualquier casa, y sobre todo como cualquier casa que pretenda ser vivida como un hogar, necesita reformas y no quedarse atrapada en la nostalgia de lo que fue ni mucho menos en la parálisis que generan los miedos. De lo contrario, corre el riesgo de convertirse en un santuario solo habitable por los dogmáticos y que, en vez de generar ocasiones …

LAS MADRES DE LA CONSTITUCIÓN

Las mujeres apenas son visibles en la Constitución española. Solo aparecen nombradas cuando se regula el derecho al matrimonio (art. 32) y cuando se establece la obligación de proteger a las madres (art. 39), a lo que hay que añadir el lugar discriminatorio en el que las sitúa el orden sucesorio de la Corona (art. 57). Todo ello en el marco de un pacto social articulado sobre un modelo jurídico patriarcal y androcéntrico que, como bien deja claro el lenguaje usado en el texto, nos sitúa a los hombres en el paradigma de una ciudadanía hecha nuestra imagen y semejanza. Las escasas mujeres que en 1978 participaron de un poder constituyente masculinizado, y a las que hace apenas unos años al fin pusimos rostro gracias a la película Las constituyentes de Oliva Acosta, poco pudieron hacer por darle la vuelta a un contrato social que continuó arrastrando los lastres del contrato sexual que durante siglos han servido para convertirlas a ellas en eternas subordinadas.
Por supuesto que en estos …

LA RAZÓN POÉTICA DE ALBERTO CONEJERO

Siempre que leo un texto de Alberto Conejero, aunque solo sea un rápido mensaje de messenger, encuentro en sus palabras un sabor a metáforas que parecen estar siempre luchando contra los barrotes de la jaula. La sed de infinitud, que decía Carmen Martín Gaite. Hay en sus renglones, como también adivino en su rostro de adolescente que todavía desea cambiar el mundo, una permanente búsqueda del sentido último de la poesía que habita en la razón. Es imposible no recordar a María Zambrano revoloteando entre sus líneas. Y todo ello en un época poco dada a buscar argumentos con las armas de la belleza.
En su obra Todas las noches de un día, que ahora se representa en el Bellas Artes de Madrid, Alberto nos enreda en ese mundo que él trata no sé si de dominar, pero sí como mínimo de entender, con la ayuda de palabras que nos abrazan/inquietan/sacuden/acarician. La obra, que es como un juego de puertas que se abren y se cierran, un laberinto en el que conviven amores y fantasmas, heridas sin ci…

HOMBRES (R)EVOLUCIONADOS CONTRA LAS VIOLENCIAS MACHISTAS

A estas alturas nadie debería dudar de que la violencia de género es un problema que tenemos nosotros, los hombres, y que sufren las mujeres. Con ello no quiero decir que todos los varones seamos unos maltratadores, sino que el origen de las múltiples violencias que sufren las mujeres se encuentra en las desigualdades de género y en una cultura, la machista, que sigue marcando todavía hoy lo que implica ser un hombre de verdad. Precisamente por ello, las leyes o las políticas públicas, aun siendo necesarias, son insuficientes para erradicar un problema que tiene que ver con las estructuras de poder sobre las que se asientan nuestras sociedades. Es decir, mientras que no superemos un pacto de convivencia que sigue amparando asimetrías entre nosotros y las mujeres, así como una subjetividad masculina socializada para el poder, el control y el dominio, mucho me temo que seguiremos sumando cifras a las que nos indican que estamos ante el problema más grave que sufre nuestra sociedad. Un …

25N: NO MÁS SILENCIO

Como cada mes de noviembre, se multiplican en estos días los actos de condena de la violencia de género. Las instituciones, y mucho más los políticos y las políticas que andan siempre en campaña, compiten entre ellas para ver quién lanza el mensaje más retuiteado, al tiempo que se multiplican las conferencias, las mesas redondas y los seminarios. No seré yo quien ponga en duda la oportunidad y necesidad de estas actividades. Al contrario, ante un problema social y político tan dramático todos los esfuerzos son pocos. Quiero pensar que todo suma. Pero sí que creo que ya va siendo hora de que nos replanteemos algunos enfoques que, después de más de una década de compromisos, tengo la sensación de que no hacen sino alimentar inercias y consolidar imaginarios que le hacen un flaco favor a las mujeres. Creo que todos y todas deberíamos negarnos a participar en más minutos de silencio. Por supuesto que hay que manifestar el dolor, la rabia y la indignación que provoca el asesinato de una m…

LA VIOLENCIA DE GÉNERO, un problema masculino

Cerca de 1.000 mujeres asesinadas desde 2003. Una cifra que debería bastar para que la violencia de género fuera percibida como el problema más grave de nuestra sociedad. Un tipo de violencia que es sólo una más de las muchas que podemos calificar como machistas, las cuales son perpetradas por sujetos de todas las edades, de todas las nacionalidades, de todos los estratos sociales y económicos. Dicho de otra manera: el único rasgo que comparten todos estos sujetos es que son de sexo masculino. Es decir, hombres que reproducen hasta el extremo más brutal una cultura machista. Individuos que han sido socializados para el dominio y para el ejercicio de la violencia con el objetivo de mantener o restaurar un orden en el que nosotros somos los privilegiados. Unos machitos que también conciben el amor y la sexualidad desde el control y el dominio. Unos tipos que son incapaces de reconocer la equivalente autonomía de sus compañeras. Los que hacen posible la permanente reinvención del patria…