Ir al contenido principal

Entradas

DREXLER, UNA JUNGLA DE JAZMINES

Hace años, muchos años ya, que descubrí a Jorge Drexler gracias a esa hada madrina que es Ana Belén. Solo ella es capaz de hacer suya una rareza como "Era de amar", tan pequeña pero tan luminosa.  El mar, amar, siempre amar.
"Era de fumar y reír

Era de saber esperar
Era de salir a buscar No era una mirada cualquiera Era de amar"

Gracias a esta canción, que aparecía en un CD en el que la madrileña nos invitaba a que la mirásemos, o sea, a que la amásemos, yo también empecé a amar al uruguayo. Desde entonces no he dejado de darle las gracias a Sabia - o sea, a Martínez - por haberle convencido de que dejara la medicina y se viniera a España a probar suerte con la música. Cuidar, cantar, sanar.
Después de que hace dos años nos dejara a todas y a todos entregados en aquel concierto tan íntimo que nos regaló en Cosmopoética, anoche Drexler se expandió bajo el cielo, se creció ante el desafío de verse en un espacio abierto y con cientos de personas entregadas,  y nos volvió a …
Entradas recientes

DON GREGORIO: EL CURA YE-YE

Justo a la hora en que escribo estas palabras se está celebrando en mi pueblo el funeral de uno de esos hombres que forma parte de mi memoria. De ese espejo a lo "Cinema Paradiso" en el que me miro para entender quién soy.
Más allá de su estrecha relación con mi familia, nunca podré olvidar que fue siempre, al menos para mí, un hombre que me ayudó a pensar, a cuestionar, a debatir, aún cuando eso me llevara justamente al lado opuesto de donde él estaba. Lo tuve de profesor en el Instituto, en aquellos años en los que cursar religión católica era obligatorio (tampoco hemos cambiado tanto) y sus clases fueron para mí un aprendizaje sobre lo que luego me di cuenta que era la actitud intelectual por excelencia, o sea, la duda. Puede parecer hasta paradójico que fuera un sacerdote católico, en un pueblo tan barroco y armarizado (en todos los sentidos) como el mío, el que encendiera en mí el fuego de la inquietud permanente, la semilla de mi lucha contra los dogmas que él intentaba…

LA JUSTICIA TAMBIÉN TIENE GÉNERO

Si algo tengo claro tras años de aprendizaje es que el feminismo es una propuesta crítica y transformadora del orden establecido, es decir, de las estructuras de poder patriarcales y de la cultura machista que las nutren. Las vindicaciones feministas encierran pues una lógica revolucionaria, de desmantelamiento de unas reglas del juego hechas a imagen y semejanza de los hombres, de contestación frente a unos pactos viriles que hoy por hoy continúan dominando la escena. Y todo ello, por si alguien a estas alturas todavía tenía dudas, acompañado de alternativas, de caminos por los que transitar hacia un nuevo sentido de la justicia, de palabras con las que armar un nuevo lenguaje, de herramientas con las que poner las bases de un nuevo contrato social. El gran salto, no solo cuantitativo sino también cualitativo, que el feminismo ha experimentado en el curso que ahora termina ha sido justamente que esa ola emancipadora ha invadido las calles, se ha hecho central en el debate público y,…

LA LUCHA DE LAS MUJERES CONTRA EL ORDEN DIVINO

Una de las muchas cosas que me ha enseñado el feminismo en estos largos años de aprendizaje es que no es posible ponerse las gafas violetas sin tener conciencia no solo de las injusticias de género sino también de la larga historia de lucha de las mujeres. Justamente por ello caeríamos en un error si pensáramos que la ilusionante ebullición que estamos viviendo en la actualidad ha sido una especie de combustión espontánea y desconociéramos cuántos años, siglos, de lucha vindicativa y de construcción teórica han alimentado el salto cuantitativo y cualitativo que hoy celebramos.  Entiendo que deberíamos justamente aprovechar este momento gozoso para no solo trazar estrategias políticas que sean capaces de convertir el grito de las calles en unas nuevas reglas del juego, sino también para hacer una urgente pedagogía que permita superar prejuicios y que, además, haga justicia con la historia de un movimiento que todavía hoy sigue sin tener reconocimiento y autoridad en la memoria colecti…

EL REPOSTERO DE BERLÍN: El arte de amasar.

Hay películas que sin ser obras maestras consiguen que como espectador logres identificarte con lo que sienten sus personajes, sobre todo si en algún momento el que mira ha podido verse en una tesitura similar a la que ve reflejada en la pantalla. Ese milagro, que tiene que ver con la empatía y, en definitiva, con la capacidad que como seres humanos tenemos para ponernos en lugar de otro o de otra, lo consigue Elrespostero de Berlín. La historia de Thomas, el repostero alemán del título, que viaja a Jerusalén siguiendo el rastro de quien fue su amante, Oren, un judío casado y con un hijo, le sirve al director, Ofir Raul Graizer, para contarnos varias cosas. Entre otras, la pesada carga que suponen determinadas comunidades culturales/religiosas - en este caso la judía - para los proyectos autónomos de los individuos, además de por supuesto el contraste entre dos mundos interconectados pero tan diversos: el que representa Thomas y el que vive Anat, la esposa de Oren. Una mujer que, como…

NELLIE BLY: EL ESPÍRITU FEMINISTA Y AVENTURERO DE UNA PIONERA

A estas alturas debería estar claro que para conseguir unas sociedades plenamente igualitarias desde el punto de vista del género, son necesarios, entre otras muchas cosas, referentes que nos permitan construir imaginarios distintos a los que durante siglos ha cultivado el patriarcado. Los chicos más jóvenes, por ejemplo, piden a gritos otros modelos de masculinidades que les ofrezcan alternativas al Ronaldo de turno, mientras que las chicas necesitan poder mirarse en mujeres poderosas, con autoridad y que sean capaces de desafiar las reglas dictadas por otros para ellas. En este sentido, y como bien he aprendido del feminismo, es necesario recuperar toda esa genealogía de mujeres invisibles que, a lo largo de la historia, fueron dejando huella para que el mundo pudiera ser entendido de otra manera.
La editorial Capitán Swing ha rescatado una de esas figuras para nosotras desconocidas y que bien podría convertirse en una de esas heroínas que nuestras hijas deberían llevar en sus mochil…

DISOBEDIENCE: La desobediencia de las mujeres

"Yo nací en esta comunidad. No tuve elección". Estas palabras, en boca de Esti (Rachel McAdams), resumen a la perfección el drama que nos cuenta la primera película que el chileno Sebastián Lelio, ganador del Oscar por Una mujer fantástica, ha realizado en Estados Unidos.  La historia de amor imposible de dos mujeres, interpretadas de manera magistral por la ya citada Rachel McAdams y por una siempre fascinante Rachel Weisz, en una ortodoxa comunidad judía de Londres, nos sitúa frente a uno de los grandes dilemas de la igualdad de género. Me refiero al peso de las comunidades de pertenencia, sobre todo cuando responden a dogmas religiosos llevados a su extremo más fundamentalista, y a la dificultad que sobre todo las mujeres tienen para escapar de unas reglas que las convierten en singulares "guardianas de las costumbres".
La vuelta de Ronit (Rachel Weisz), que vive en Nueva York como una mujer autónoma, a la comunidad en la que creció y de la que un día escapó, par…