Ir al contenido principal

CINE Y PATRIARCADO: NUEVAS MIRADAS

La igualdad en rodaje: Masculinidades, género y cine es el título del espléndido libro que Octavio Salazar acaba de publicar en la prestigiosa editorial Tirant lo Blanch. Se trata de un extenso volumen que ofrece una mirada personalísima y muy lúcida sobre un amplio elenco de obras cinematográficas. En ellas, Salazar analiza, desde presupuestos feministas, las diversas aristas de la masculinidad, tanto de las masculinidades santificadas por el patriarcado, como de la nuevas y emergentes, tan necesarias en una sociedad que no acaba de encontrar asidero.
Desde las máscaras viriles, la homofobia, los cuerpos victoriosos o agónicos hasta las fracturas del contrato sexual y el fraude del príncipe azul, Octavio Salazar traza un firme retrato de las patologías del patriarcado ante las que no podemos permanecer indiferentes.
Escrito con seguro pulso narrativo y con argumentos contundentes, traza una disección de la sociedad contemporánea y de cómo el cine la refleja y retroalimenta. Pero el varón patriarcal no es el hegemónico en esta obra, sino que también encontramos en sus páginas masculinidades perplejas, como el protagonista de Shane , que presta su imagen a la portada.
Las máscaras viriles y la violencia contra las masculinidades disidentes forman algunos de los capítulos que Octavio Salazar centra a través del análisis de películas muy conocidas: Celda 211, Sin perdón, Batman La ley del deseo . El análisis de las fratrías, o los dividendos patriarcales, se vislumbran a través de las gafas violeta con las que va diseccionando películas como Los lunes al solAmerican beauty . Son más de cuatrocientas películas las que surcan las páginas de este libro escrito con pasión y conocimiento, un recorrido por más de ochenta años de cine, pues si bien la mirada del autor se extiende hasta los años treinta del siglo pasado, es en nuestro presente donde su verbo incisivo aplica el bisturí de la reflexión con argumentos que no nos dejan indiferentes.
Un libro, en definitiva, necesario, un estudio profundo, pleno de referencias del feminismo y del cine, que tanto puede ser un instrumento útil para una clase, un espacio de debate o para leer por el puro placer de encontrar en sus páginas retazos de nuestra propia historia. Un libro, pues, de referencia y una novedad en la mirada crítica que aporta para el estudio de cine y género.
El análisis de la masculinidad poliédrica y compleja, la violencia simbólica contra las mujeres, los mitos del amor romántico y los posibles caminos para la superación de la moral patriarcal, así como para la emergencia y el reconocimiento de nuevas subjetividades, tanto masculinas como femeninas (La buena estrella, El discurso del rey ) trazan las líneas de este ensayo profundo y lúcido.
Octavio Salazar es cordobés de Cabra, profesor titular de Derecho Constitucional en la Universidad de Córdoba y responsable del Grupo de Investigación Democracia, Pluralismo y Ciudadanía. Ha publicado: La ciudadanía perpleja. Claves y dilemas del sistema electoral español (Laberinto, 2006),Las horas. El tiempo de las mujeres (2006), y Cartografías de la igualdad (2011), ambas en la editorial Tirant lo Blanch. Obtuvo en 2001 el IV Premio Leonor de Guzmán, otorgado por la Cátedra de Estudios de las Mujeres de la Universidad de Córdoba, con la obra Las cuotas electorales femeninas: una exigencia del principio de igualdad sustancial.
María Rosal, CUADERNOS DEL SUR
Diario Córdoba, Sábado 20 de febrero de 2016
http://www.diariocordoba.com/noticias/cuadernos-del-sur/cine-patriarcado-nuevas-miradas_1019751.html

Comentarios

Entradas populares de este blog

RAFAEL HERNANDO: EL HOMBRE QUE NO DEBERÍAMOS SER.

Siempre que en algunas jornadas se plantea el interrogante sobre lo que significan las “nuevas masculinidades” – un término que a mí al menos me genera el rechazo propio de las etiquetas que no transcienden lo políticamente correcto y que en este caso incluso pueden seguirle el juego al patriarcado -, me resulta muy complicado precisar en qué consiste ser un hombre “nuevo”. Resulta mucho más fácil, como en tantos otros debates complejos, especificar lo que en todo caso no debería formar parte de un nuevo entendimiento de la virilidad, despojada al fin de lastres machistas y dispuesta a transitar por senderos en los que sea posible la equivalencia de mujeres y hombres. En este sentido, resulta tremendamente didáctico usar referentes de la vida pública para señalar justamente lo que no debería ser un hombre del siglo XXI. Un territorio, el de la vida pública, que todavía hoy está  casi enteramente poblado por sujetos que visten cómodamente el traje de la “masculinidad hegemónica” y que …

MARIE CURIE: Las más inteligente entre los hombres

Siempre que hago la pregunta entre mi alumnado de cuántas mujeres científicas conocen, como mucho me responden que a Marie Curie. Sucede igual cuando les pregunto por filósofas, ensayistas o incluso escritoras: es milagroso que conozcan más de una. Esta simple prueba nos demuestra cómo ellas continúan siendo invisibles en una historia escrita por los hombres y en una educación que sigue teniendo, me temo, una mirada radicalmente androcéntrica. Las mujeres siguen sin "estar", lo cual tiene, entre otras terribles consecuencias, que las más jóvenes carecen de referentes. Es decir, para que ellas sepan en lo que pueden convertirse necesitan también ejemplos que les marquen el camino. Algo que a nosotros, los chicos, no nos pasa, ya que de entrada tenemos referentes a los que seguir en todos los campos y muy especialmente en aquellos que suponen ejercicio de poder y autoridad.
Por todo ello tenía tantas ganas de ver la reciente película que una directora alemana Marie Noëlle ha re…

50 PRIMAVERAS: CUANDO "YA NO ERES UNA MUJER".

Como  Aurore le comenta a su hija adolescente en una de las escenas de la película, cuando a una chica le llega la regla se le dice "ya eres una mujer". ¿Y qué ocurre cuándo la regla se va? En este diálogo se resume a la perfección lo que 50 primaveras nos plantea con un tono de comedia simpática y desenfada: la invisibilidad de las mujeres cuando rebasan una cierta edad, las mayores dificultades que la sociedad les plantea para poder rehacer sus vidas o inventarse proyectos nuevos, la evidente discriminación que por razón de los años se suma a la de género y a la de otras muchas circunstancias que hacen que ellas lo sigan teniendo más complicado que nosotros  (en una escena incluso se explica de manera muy didáctica qué es eso de la discriminación interseccional). Entre otras cosas, porque para nosotros los años no acaban siendo un lastre similar sino que incluso se convierten en una garantía de prestigio, atractivo y poder. De ahí que, como también se pone en solfa en la c…