Ir al contenido principal

FEMINISMOS Y MASCULINIDADES



"Feminismos, género y masculinidades'. Es el título del curso de verano que vamos a celebrar en La Rábida (Huelva), del 20 al 22 de julio del presente año bajo el patrocinio de la Universidad Internacional de Andalucía. El interés de curso radica en primer lugar en el propio tema, que constituye --o debe constituir-- uno de los centros del debate intelectual y político en la dirección hacia una sociedad inclusiva, igualitaria, paritaria, liberada de todo tipo de discriminaciones sexistas, raciales, clasistas y respetuosa de la diversidades étnicas, culturales, religiosas, de género, sin desembocar en desigualdades.

Es un curso en el que participamos especialistas en las diferentes disciplinas que se ocupan de los estudios de género: ciencias sociales y políticas, filosofía, derecho, teología, historia, ciencia, etc. con un largo recorrido intelectual, una intensa actividad docente, una extenso curriculum bio-bibliográfico y una larga historia de militancia en los movimientos sociales, sobre todo en el feminista. Somos cuatro hombres y cuatro mujeres --paridad-- que venimos trabajando las cuestiones de género desde hace varias décadas y que hemos empezado a hacerlo de manera coordinada. Es la mejor garantía para poder avanzar al unísono en el discurso de la igualdad de género y en la praxis transformadora de la sociedad.
No podemos quedarnos en la foto fija del feminismo de los orígenes, ni siquiera en la del siglo XX, aun cuando no podemos desconocer y dejar de valorar los hitos fundamentales en la historia del feminismo. Por eso, el curso es también un programa a medio y largo plazo en el que vamos a analizar los más importantes desafíos que plantean los diferentes feminismos a la cultura, a la sociedad, a la ciencia, al arte, a la vida académica, a la filosofía, a las ciencias sociales. Pero también los desafíos que el nuevo paradigma cultural, los cambios sociales, las transformaciones económicas y las revoluciones científicas plantean a los feminismos.
No vamos a quedarnos en el debate académico, que limitaría sobremanera el interés y la participación. Bajaremos a la vida cotidiana, a la arena política, a las relaciones sociales, a los conflictos provocados por el patriarcado, a las resistencias del neoliberalismo frente a las luchas feministas, a las diferentes formas de violencia de género, a los nuevos climas culturales, a las plurales identidades sexuales, etc. El feminismo es una revolución incruenta que, lejos de alimentar las crecientes desigualdades actuales, lucha contra dichas desigualdades y trabaja por la integración social de los sectores más vulnerables de la sociedad. La perspectiva de género debe compaginarse con otras perspectivas como la intercultural, la interreligiosa, la poscolonial, etc. Y todo en sintonía con los movimientos sociales que luchan por otro mundo posible donde quepamos todas y todos.
El curso supone un avance sobre otras actividades similares en torno a los feminismos en dos campos temáticos, que queremos destacar de manera muy especial: las masculinidades y el análisis de las religiones desde la perspectiva de género.
Las masculinidades no son ajenas al discurso de género, pero no se encuentran en el centro del debate. Nosotros queremos colocarlas en el centro a través de un análisis crítico de las masculinidades hegemónicas --tanto las religiosas como las sociales--, que están en la base del patriarcado y de la propuesta de nuevas masculinidades no opresivas abiertas a valores éticas que no discriminen a las mujeres. El feminismo y las cuestiones de género no son asuntos solo de mujeres, sino que afectan a hombres y a mujeres. Por eso es necesario --urgente, diríamos-- la incorporación de los hombres a la reflexión teórica feminista y a las luchas por la emancipación y la igualdad.
Las religiones son el último y muy influyente bastión del patriarcado social. Por eso creemos necesario elaborar una teoría crítico--feminista de las religiones como condición necesaria para de--construir, y no reproducir por más tiempo, el discurso sagrado androcéntrico y la organización patriarcal religiosa en la sociedad, e incorporar las tradiciones igualitarias y emancipatorias de las religiones a los discursos de género y a las prácticas feministas.

Texto: Juan José Tamayo y Octavio Salazar
Publicado en Diario Córdoba, 16-7-2015:
http://www.diariocordoba.com/noticias/opinion/feminismos-masculinidades_975761.html
Fotografía: CALIGRAFÍA, de Alex Francés

Comentarios

Entradas populares de este blog

RAFAEL HERNANDO: EL HOMBRE QUE NO DEBERÍAMOS SER.

Siempre que en algunas jornadas se plantea el interrogante sobre lo que significan las “nuevas masculinidades” – un término que a mí al menos me genera el rechazo propio de las etiquetas que no transcienden lo políticamente correcto y que en este caso incluso pueden seguirle el juego al patriarcado -, me resulta muy complicado precisar en qué consiste ser un hombre “nuevo”. Resulta mucho más fácil, como en tantos otros debates complejos, especificar lo que en todo caso no debería formar parte de un nuevo entendimiento de la virilidad, despojada al fin de lastres machistas y dispuesta a transitar por senderos en los que sea posible la equivalencia de mujeres y hombres. En este sentido, resulta tremendamente didáctico usar referentes de la vida pública para señalar justamente lo que no debería ser un hombre del siglo XXI. Un territorio, el de la vida pública, que todavía hoy está  casi enteramente poblado por sujetos que visten cómodamente el traje de la “masculinidad hegemónica” y que …

CARTA A MI HIJO EN SU 15 CUMPLEAÑOS

De aquel día frío de noviembre recuerdo sobre todo las hojas amarillentas del gran árbol que daba justo a la ventana en la que por primera vez vi el sol  reflejándose en tus ojos muy abiertos.Siempre que paseo por allí miro hacia arriba y siento que justo en ese lugar, con esos colores de otoño, empezamos a escribir el guión que tú y yo seguimos empeñados en ver convertido en una gran película. Nunca nadie me advirtió de la dificultad de la aventura, ni por supuesto nadie me regaló un manual de instrucciones. Tuve que ir equivocándome una y otra vez, desde el primer biberón a la pequeña regañina por los deberes mal hechos, desde mi torpeza al peinar tu flequillo a mis dudas cuando no me reconozco como padre autoritario. Desde aquel 27 de noviembre, que siento tan cerca como el olor que desde aquel día impregnó toda nuestra casa, no he dejado de aprender, de escribir borradores y de romperlos luego en mil pedazos, de empezar de cero cada vez que la vida nos ponía frente a un nuevo desa…

MEDEA, LA AMANTE QUE GRITA.

Medea es Aitana y Aitana es Medea. La actriz interpreta a la amante despechada, a la "mala madre", a la hechicera que es víctima de un mundo de hombres, con cada centímetro de su cuerpo: desde los dedos de los pies descalzos hasta el último cabello de su cabeza Aitana es Medea. Desde la dulzura del cuento se eleva al grito del drama y lo hace dejando que el cuerpo exprese todas las emociones. No solo la voz, sino también los brazos, las piernas, la espalda, el vientre, todo ella se hace mujer desgarrada para explicarle al público, ese coro silencioso, los argumentos de su dolor.
La Medea que, partiendo del texto de Séneca, ha hecho Andrés Lima es más mujer que mito y eso lo subraya Aitana Sánchez Gijón con una interpretación en la que se sitúa a una altura humana. A diferencia de la recreada por Plaza y Molina Foix hace un par de años en Mérida, y en la que Ana Belén parecía más que Medea una gran dama del teatro disfrazada de diosa, en esta puesta en escena nos encontramos c…