Ir al contenido principal

¿POR QUÉ LOS HOMBRES SE VAN DE PUTAS?


El pasado 10 de marzo se presentaron en la Facultad de Derecho y CC. Económicas y Empresariales de la Universidad de Córdoba los resultados del estudio que con el título "Masculinidades y consumo de prostitución en Andalucía" ha realizado un grupo de sociólogos de la Fundación Iniciativa Social por encargo del Centro de Estudios Andaluces (http://www.centrodeestudiosandaluces.es/). En dicho estudio se recogen las opiniones de más de 40 hombres andaluces, de entre 18 y 70 años, consumidores de prostitución, y que han sido agrupados en cinco categorías: propietarios rurales, trabajadores manuales, empleados urbanos, jóvenes metropolitanos y homosexuales urbanos.  De entre los resultados del estudio, cabe destacar que todos los participantes en los grupos de discusión, con independencia de su origen social, coinciden en señalar la necesidad sexual como innata a la condición masculina. En consecuencia, estiman que pagar por sexo es un acto social que no merece rechazo, aunque si hay coincidencia en el rechazo tanto de la trata de personas como del abuso de menores. En todos los casos, el consumo de sexo de pago se vincula frecuentemente con celebraciones de ocio en grupo, es decir, con la celebración de fiestas "de hombres", en las que continúa siendo un elemento esencial la demostración y exaltación de la virilidad. 

La importancia de este estudio, más allá de los argumentos que puede ofrecer al debate complejo en torno a la regulación o en su caso la abolición de la prostitución, reside en como desvela las causas estructurales que continúan alimentando un determinado entendimiento de la sexualidad marcado por las relaciones de género o, lo que es lo mismo, por las relaciones de poder que entre hombres y mujeres sigue estableciendo el patriarcado. De esta manera, hay una evidente línea de continuidad entre la permanente cosificación y sexualización del cuerpo de las mujeres tan presente en nuestra cultura y la consideración del consumo de sexo de pago como una expresión más de una virilidad que continúa respondiendo a los imperativos categóricos del hombre considerado sujeto activo e indiscutible titular del poder y la autoridad. Ahora bien, el salto cualitativo que se ha producido en las últimas décadas, como bien se puso de manifiesto en la mesa redonda que siguió a la presentación de estudio, y en la que intervinieron la profesora Rosa Cobo Bedía, el sociólogo co-autor del informe Hilario Sáez y el que firma estas líneas, es la vinculación de dichas prácticas con una industria del ocio y la diversión, de carácter global, y que se apoya en los excesos del capitalismo neoliberal.

La prostitución vendría a ser la prueba más evidente de la estrecha conexión que existe entre patriarcado y capitalismo, la cual se ha visto reforzada en los últimos años por las lecturas neomachistas del primero y neoliberales del segundo. Una suma que, evidentemente, provoca un aumento dramático de la vulnerabilidad de las mujeres y, como demuestran todas las estadísticas, una más que evidente feminización de la pobreza. La visión acumulativa del placer, que con tanta insistencia nos subrayan los medios de comunicación y muy especialmente los mensajes publicitarios, se alía con una concepción de la masculinidad que continúa respondiendo a los esquemas del macho dominante y que provoca, entre otras consecuencias, que los chicos, y las chicas, más jóvenes reproduzcan esquemas tremendamente machistas en sus relaciones afectivas y muy especialmente en su concepción de la sexualidad. Si a eso unimos la deficiente, por no decir ausente, educación que nuestros hijos e hijas reciben en esta materia, el resultado no es otro que la conquista de dicho espacio por las lógicas depredadoras de la pornografía y la superación de los criterios éticos por la desregularización propia del mercado salvaje. De esta manera, y como bien señaló Rosa Cobo, en la prostitución confluyen los efectos perversos de tres sistemas de dominio: el patriarcal, el capitalista neo-liberal y el racial-cultural. La conjunción de los tres prorroga la heterodesignación de las mujeres en virtud de las prácticas de dominio y opresión de los hombres, al tiempo que se naturaliza el "ir de putas" como se hace con la desigualdad.

El peso económico de los macro-burdeles, de la industria pornográfica o de los anuncios de contactos que en muchos casos se han convertido en los salvadores de algunos periódicos en bancarrota, fortalece y reproduce las jerarquías de género. Es decir, mantiene y subraya el poderío de una masculinidad detentadora del poder, al tiempo que intensifica la negación de la autonomía de las mujeres y su devaluación en un orden social y económico en el que continúan siendo las más vulnerables entre los vulnerables.  En consecuencia, no estamos hablando de un oficio, el más antiguo del mundo en palabras del patriarca, sino de una consecuencia a la que se ven abocadas muchas mujeres que lógicamente no son libres porque viven en un contexto de sumisión, al tiempo que continúa tratándose de una práctica social mediante la cual muchos hombres - uno de cada cuatro, según el estudio citado - reafirman su virilidad y mantienen la fantasía del eje binario control/sumisión para la que no necesitan otro pasaporte que el dinero.

Por lo tanto, y más allá de la complejidad jurídica y política que encierra una posible regulación de esta práctica, tal y como se apuntaba en la reciente, y discutible,  sentencia de un Juzgado de lo Social de Barcelona, creo que la prostitución, como otras muchas expresiones de un orden cultural y político basado en el dominio masculino, no puede abordarse sin tener en cuenta las causas estructurales que la provocan y la alimentan. Unas causas que, insisto, tienen mucho que ver con los sistemas de dominación que se retroalimentan entre sí, el patriarcado y el capitalismo, y en los que los hombres gozamos de una posición privilegiada. Solo desde esta mirada de género, y teniendo muy presente la perspectiva liberadora y emancipadora que supone el feminismo, será posible encontrar salidas a algunos de los callejones en los que tantos millones de mujeres en el mundo se ven obligadas a renunciar a su autonomía y dignidad. Por ello, la pregunta qué deberíamos empezar a plantearnos, además de no renunciar a la solidaridad con las mujeres que se ven abocadas a ejercer la prostitución,  sería no solo por qué esas mujeres lo hacen sino también, y sobre todo, por qué sigue habiendo tantos hombres dispuestos a usar el cuerpo de ellas como si fuera una mercancía más. 

Fotografía: La presentación en el templo, Serie Circus Christi, Fernando Bayona (http://fernandobayona.com/gallery/circus-christi/)

Publicado en THE HUFFINGTON POST, 12-3-2015:
http://www.huffingtonpost.es/octavio-salazar/por-que-los-hombres-se-va_b_6848252.html?utm_hp_ref=spain






Comentarios

  1. ¿Y con cuarenta (en números: 40) entrevistados, la representatividad del estudio quedó... Dónde? Vamos, que esos estudios sirven para practicar y para publicar algo... http://gaussianos.com/el-tamano-de-la-muestra-importa-pero-quizas-no-de-la-manera-que-pensamos/

    ResponderEliminar
  2. El SETI busca vida inteligente en otros planetas, les comprendo...Hace varios millones de años nuestros antepasados eran 100% polígamos,los niños tenían(y tienen) una infancia demasiado larga comparada con otras especies y eran (y son) demasiado "torpes" comparado con otras especies, el aumento progresivo del hielo en los polos debido a que el co2 y el metano se encontraba en mínimos geológicos, hacía que las variaciones de inclinación del eje de la tierra y/o inviernos volcánicos provocasen cambios climáticos catastróficos y glaciaciones cada cual más potente que la anterior, el invierno volcánico que provocó el erupción del Toba (8 puntos en el indice de explosividad volcánica) desencadenó la que se estima que es la peor o una de las peores glaciaciones desde el final del periodo Criogénco(se cree que el planeta se congeló por completo en el criogénico) RETROALIMENTACIÓN POSITIVA DEL EFECTO ALBEDO.Entre el 70 y 80 porciento de los grandes vertebros se extinguieron, el Homo Sapiens Sapiens era una especie al borde de la extinción. Durante varios millones de años hemos estado al borde de la extinción de forma periódica, cuando éramos polígamos, aquellas mujeres que aceptaban comida a cambio de relaciones sexuales sus hijos tenían más posibilidades de sobrevivir que las que no lo hacian, aquellos hombres que daban comida a las mujeres a cambio de relaciones sexuales tenían más posibilidades de tener hijos y que esos hijos sobreviviesen.... LA PROSTITUCIÓN ESTÁ EN EL ADN HUMANO, TANTO DE HOMBRES COMO DE MUJERES.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justificar comportamientos actuales gracias a comportamientos históricos es una perversión científica. Es como decir que, como a tu madre la violaron y quedó embarazada de vos, entonces hay que defender a los violadores, pues gracias a ellos vos estas acá. Es como decir que porque nosotros somos los descendientes de los sobrevivientes de las guerras mundiales y los genocidios a los nativos americanos, hay que defender el imperialismo y el genocidio pues de otro modo "no estariamos aca" ... ¿Que queres que te diga? Si esta mierda de comportamientos,como la prostitución, se tienen que defender para justificar nuestra existencia, llego a la conclusión de que el ser humano es una criatura muy pero muy enferma, y que no hubiera sido una tragedia nuestra extinción.

      Eliminar
  3. Siempre me hice la pregunta del título de este artículo, siempre me respondí que la PROSTITUCIÓN es la reaifrmación de un modelo que deja a las mujeres en un estado de sumisión permanente, negativo, por supuesto. No me interesa que esté en el ADN, en el DNI o dónde sea, se trata de una relación que no hace más que dejarnos como seres "al servicio de" y no como seres protagonistas de nuestra propia vida. Respeto a quienes la practican, pero no estoy de acuerdo con reproducir relaciones arcaicas y que perjudican a las mujeres en su desarrollo como personas. Excelentes datos, conclusiones y afirmaciones. Me gusta leer artículos con este tipo de contenido, me siento más acompañada en este camino de feminismo. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Lo que es curioso es que quien interpreta esas entrevistas son académicos que llevan años manteniendo las mismas tesis antiprostitución, así que probablemente no hagan otra cosa que reforzar sus prejuicios. O aunque la investigación contradijera sus hipótesis de partida es seguro que no las cambiarán por el tema económico, como le pasó a la señora Maria José Barahona Gomariz autora de un libro sobre los clientes financiado por la comunidad de Madrid: sencillamente no es aceptable encontrarse con que tanto las chicas como sus clientes afirmen que se encuentran a gusto, que se tratan mutuamente bien y que las relaciones que mantienen les resultan gratificantes. Eso no es admisible, y menos habiendo pasta de subvenciones de por medio.

    En fin, si alguien quiere conocer mejor a los clientes que nos busque, que tampoco mordemos. Un saludo y ojalá se publique este mensaje porque se dice mucho que hay que visibilizar a los clientes pero luego, qué curioso, hacen todo lo posible por acallarnos. ¿O será que sólo quieren que nos vean de acuerdo a la imagen que quieren dar de nosotros?

    ResponderEliminar
  5. Lo cierto es que la prostitución existe desde que existen los registros históricos; el capitalismo es un tema demasiado extenso y complejo y "patriarcado" ser ha convertido en un término ambiguo, debido a su mal uso y abuso.

    Un artículo donde se entrevista a 40 hombres de un total de 8 400 000 andaluces (hombres y mujeres) es la prueba más evidente de la estrecha conexión que existe entre un grupo de sociólogos prejuiciosos, con perspectivas de género sesgadas, disonancias cognitivas, ignorantes en conocimientos de historia y torpes para la estadística.

    ResponderEliminar
  6. Toda opinión que genere debate es provechosa. Le agradecería que comparta el texto del estudio y poder tambien evaluar su metodología y las herramientas de medición que tomaron. Coincido de forma anticipada y con comentarios precedentes en el sentido que la muestra no puede ser considerada como representativa para arribar a lss conclusiones del artículo, pero deseo salir de dudas si me proporciona lo indicado. En «google académico» no figura

    ResponderEliminar
  7. Gracias Octavio, un artículo claro y contundente!

    ResponderEliminar
  8. Hay países comunistas donde también hay prostitución: China, Cuba...También es el capitalismo neoliberal?? Yo lo achacaría a la incapacidad política de dar una salida a aquellas mujeres que no quieran prostituirse. Porque yo he estado por motivos laborales en muchos prostíbulos sin consumir y lo que más veía eran mujeres que querían dinero fácil, y era mucho dinero.

    ResponderEliminar
  9. 40 hombres agrupados en cinco categorías... ¿pero qué estudio es ese? ¿alguien lo ha pagado? Una estafa. Luego hay mucha conclusión ideológica pero no se ven por ningún lado los datos objetivos en los que se apoyan. Se me ocurren modos de poner a prueba esas hipótesis que el autor presenta como conclusiones. Por ejemplo, como ya alguien ha comentado, si la prostitución es fruto del capitalismo, ¿cómo es que lo había antes de inventarse el capitalismo y también en sociedades Socialistas y anticapitalistas?
    Si está ligado al patriarcado ¿como es que existía en sociedades matriarcales? Si existe por machismo o déficit de feminismo, ¿cómo es que he aumentado en nuestras sociedades paralelamente a la revolución feminista? Etc. Etc.
    Planteo otra hipótesis: que le prostitución, como la pornografía, guarda una correlación directa con el debilitamiento de la fe religiosa y el control de las conductas desde la conciencia moral. ¿Se atreve a estudiarlo o no es políticamente correcto?

    ResponderEliminar
  10. Hola, cómo puedo comunicarme con ustedes para hacer un programa de radio sobre el tema.
    Estoy en Flacso Ecuador, desde el programa Estéreo-tipas no gustaría mucho que nos cuenten o aclaren más sobre algunos de los conceptos e ideas que expresan en el post.
    En este programa se abordan temas de actualidad desde diversas miradas feministas. El objetivo es posicionar dentro del debate público nuevas formas de pensar acerca de las relaciones de poder y de género; Estéreo-tipas es un espacio producido en forma plural, creativa, inclusiva y abierta al consenso, al disenso, al humor, la participación y el cuestionamiento.
    La emisión de este programa es quincenal, es un programa académico y nos interesa tener todas las miradas sobre estos temas de interés que ustedes desde su organización saben tratar. En el link a continuación puede ver y escuchar algunos de los productos que se han realizado en el programa y cuáles son las temáticas que se han trabajado: http://www.flacsoradio.ec/index.php/programas/academicos/estereo-tipas.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, cómo puedo comunicarme con ustedes para hacer un programa de radio sobre el tema.
      Estoy en Flacso Ecuador, desde el programa Estéreo-tipas no gustaría mucho que nos cuenten o aclaren más sobre algunos de los conceptos e ideas que expresan en el post.
      En este programa se abordan temas de actualidad desde diversas miradas feministas. El objetivo es posicionar dentro del debate público nuevas formas de pensar acerca de las relaciones de poder y de género; Estéreo-tipas es un espacio producido en forma plural, creativa, inclusiva y abierta al consenso, al disenso, al humor, la participación y el cuestionamiento.
      La emisión de este programa es quincenal, es un programa académico y nos interesa tener todas las miradas sobre estos temas de interés que ustedes desde su organización saben tratar. En el link a continuación puede ver y escuchar algunos de los productos que se han realizado en el programa y cuáles son las temáticas que se han trabajado: http://www.flacsoradio.ec/index.php/programas/academicos/estereo-tipas.html

      Mi correo es lenyn.cordobaf@gmail.com

      Eliminar
  11. Por ello, la pregunta que deberíamos empezar a plantearnos, además de no renunciar a la solidaridad con las mujeres que se ven abocadas a ejercer la prostitución, sería no solo por qué los hombres responden a esa oferta sino también, y sobre todo, por qué sigue habiendo tantas mujeres dispuestas a usar su cuerpo como si fuera una mercancía más.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

RAFAEL HERNANDO: EL HOMBRE QUE NO DEBERÍAMOS SER.

Siempre que en algunas jornadas se plantea el interrogante sobre lo que significan las “nuevas masculinidades” – un término que a mí al menos me genera el rechazo propio de las etiquetas que no transcienden lo políticamente correcto y que en este caso incluso pueden seguirle el juego al patriarcado -, me resulta muy complicado precisar en qué consiste ser un hombre “nuevo”. Resulta mucho más fácil, como en tantos otros debates complejos, especificar lo que en todo caso no debería formar parte de un nuevo entendimiento de la virilidad, despojada al fin de lastres machistas y dispuesta a transitar por senderos en los que sea posible la equivalencia de mujeres y hombres. En este sentido, resulta tremendamente didáctico usar referentes de la vida pública para señalar justamente lo que no debería ser un hombre del siglo XXI. Un territorio, el de la vida pública, que todavía hoy está  casi enteramente poblado por sujetos que visten cómodamente el traje de la “masculinidad hegemónica” y que …

CARTA A MI HIJO EN SU 15 CUMPLEAÑOS

De aquel día frío de noviembre recuerdo sobre todo las hojas amarillentas del gran árbol que daba justo a la ventana en la que por primera vez vi el sol  reflejándose en tus ojos muy abiertos.Siempre que paseo por allí miro hacia arriba y siento que justo en ese lugar, con esos colores de otoño, empezamos a escribir el guión que tú y yo seguimos empeñados en ver convertido en una gran película. Nunca nadie me advirtió de la dificultad de la aventura, ni por supuesto nadie me regaló un manual de instrucciones. Tuve que ir equivocándome una y otra vez, desde el primer biberón a la pequeña regañina por los deberes mal hechos, desde mi torpeza al peinar tu flequillo a mis dudas cuando no me reconozco como padre autoritario. Desde aquel 27 de noviembre, que siento tan cerca como el olor que desde aquel día impregnó toda nuestra casa, no he dejado de aprender, de escribir borradores y de romperlos luego en mil pedazos, de empezar de cero cada vez que la vida nos ponía frente a un nuevo desa…

MEDEA, LA AMANTE QUE GRITA.

Medea es Aitana y Aitana es Medea. La actriz interpreta a la amante despechada, a la "mala madre", a la hechicera que es víctima de un mundo de hombres, con cada centímetro de su cuerpo: desde los dedos de los pies descalzos hasta el último cabello de su cabeza Aitana es Medea. Desde la dulzura del cuento se eleva al grito del drama y lo hace dejando que el cuerpo exprese todas las emociones. No solo la voz, sino también los brazos, las piernas, la espalda, el vientre, todo ella se hace mujer desgarrada para explicarle al público, ese coro silencioso, los argumentos de su dolor.
La Medea que, partiendo del texto de Séneca, ha hecho Andrés Lima es más mujer que mito y eso lo subraya Aitana Sánchez Gijón con una interpretación en la que se sitúa a una altura humana. A diferencia de la recreada por Plaza y Molina Foix hace un par de años en Mérida, y en la que Ana Belén parecía más que Medea una gran dama del teatro disfrazada de diosa, en esta puesta en escena nos encontramos c…