Ir al contenido principal

EL FUTURO ES GAY

El obispo cordobés ha llegado a la conclusión, y así lo ha hecho saber en uno de sus últimos sermones, de que la UNESCO tiene un plan para en unos años conseguir que la mitad de la población sea homosexual.  Un fin que, por cierto, lleva siglos cumpliéndose en seminarios y demás espacios regidos por los que se consideran representantes de Dios en la Tierra.
Esta maravillosa revelación, que suma y sigue en la sarta de posiciones reaccionarias que hacen de  la jerarquía católica en general y de nuestro obispo en particular una amenaza para la igualdad y las libertades, es decir, para la democracia, debería contribuir a que todos y todas nos hiciéramos radicalmente laicistas y a que, con orgullo, encabezáramos todas las manifestaciones que siguen reclamando el derecho al libre desarrollo de la afectividad y la sexualidad. Todo ello sin olvidar que los poderes públicos deberían dejar de subvencionar y apoyar a instancias tan homófobas, es decir, tan antidemocráticas.
En todo caso, no estaría del todo mal que las instancias educativas, incluida la UNESCO, hicieran mucho mayor esfuerzo del que hacen en ayudar a una socialización en los valores de igualdad y en el respeto a las diferencias. Unos valores que, me temo, están asumidos "de boquilla" pero no interiorizados en una sociedad que sigue siendo terriblemente patriarcal. Porque lo más terrible de las declaraciones del obispo no es simplemente el mensaje que transmiten sino que haya todavía miles de personas que le digan amén.
Los que a estas alturas de la vida hemos descubierto y asumido que la diversidad de la carne y los afectos es una de las bellezas que nos permite nuestra limitada existencia simplemente deberíamos contestarle al obispo haciendo lo que hacen los dos chicos de la foto. Concentrándonos en el patio de los naranjos y besándonos, lengua incluida, como si en esos besos selláramos el fin del mundo.
Un mensaje de amor y empatía que, sin duda, deberían apoyar la UNESCO y todas las instancias, nacionales e internacionales, que tienen por bandera la dignidad del ser humano.
Una apuesta de gozosa libertad e igualdad diferenciada que la Córdoba "de los discretos" debería asumir como lema de la capitalidad europea. Ésa sí que sería una ruptura radical con la ciudad que genera con tanta facilidad monstruos, en los púlpitos laicos y eclesiásticos. Y así, en lugar de "el futuro tiene raíces", convertir en lema del 2016 : EL FUTURO ES GAY.


Comentarios

  1. Pues no se si será cierto que el futuro será gay o no, no se si eso es bueno o no, pero lo cierto es que está costando sangre, sudor y lágrimas, por utilizar una frase más que hecha, conseguir vivir en libertad e igualdad, seamos gays, heteros o como nos de la real gana ser.

    El furuto debería ser libre, social, seguro, responsable, solidario... Será tan difícil que nos dejen vivir en paz, si señalarnos con el dedo, sin mirarnos unos a otros de una manera torcida y acusadora. Sin acusar de enfermos a los que no son como nosotros?

    ResponderEliminar
  2. Me gustaría puntualizar una cuestión que me suscita tu artículo. Una cuestión que rebela un rebelde espíritu interior. Un espíritu indignado y desilusionado al ver que estamos más atrasados de lo que parece, y eso que lo que parece, de por si, no es alentador.

    La Iglesia que tu dices está subvencionada, cono lo que subvencionar una institución que no respete la dignidad humana significa. Sin olvidar que fue el pensamiento eclesiástico (Santo Tomás entre otros) el que puso en valor la interpretación de los derechos humanos en función de la dignidad de la persona, lo que nos hace iguales y por tanto extiende todos los derechos a todos. Esa Iglesia está subvencionada, es privilegiada, y todo, legalmente.

    La cuestión a que me refiero ya ha sido contestada por una profesora de 'Derecho y Libertad Religiosa' negativamente. ¿Son los Acuerdos con la Santa Sede anticonstitucionales?

    Me gustaría que las personas que más saben del tema dieran píldoras de su conocimiento y pensamiento. El mío, escaso, dice que sí. Sí porque a pesar de ser auspiciado por la propia Constitución no respeta los valores fundamentales y en algunos casos incluso ofende los derechos fundamentales, tal es este caso y por ejemplo también el de las clausulas que les imponen a los profesores de religión.

    Así espero alguna experta respuesta. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy de acuerdo contigo Rafael. Estimo que esos Acuerdos son inconstitucionales porque chocan con principios de nuestra CE, básicamente con los de igualdad y pluralismo.
    El problema es que dónde están los políticos y las políticas con la valentía suficiente para denunciarlos... Con la Iglesia hemos topao...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

RAFAEL HERNANDO: EL HOMBRE QUE NO DEBERÍAMOS SER.

Siempre que en algunas jornadas se plantea el interrogante sobre lo que significan las “nuevas masculinidades” – un término que a mí al menos me genera el rechazo propio de las etiquetas que no transcienden lo políticamente correcto y que en este caso incluso pueden seguirle el juego al patriarcado -, me resulta muy complicado precisar en qué consiste ser un hombre “nuevo”. Resulta mucho más fácil, como en tantos otros debates complejos, especificar lo que en todo caso no debería formar parte de un nuevo entendimiento de la virilidad, despojada al fin de lastres machistas y dispuesta a transitar por senderos en los que sea posible la equivalencia de mujeres y hombres. En este sentido, resulta tremendamente didáctico usar referentes de la vida pública para señalar justamente lo que no debería ser un hombre del siglo XXI. Un territorio, el de la vida pública, que todavía hoy está  casi enteramente poblado por sujetos que visten cómodamente el traje de la “masculinidad hegemónica” y que …

CARTA DE MARÍA MAGDALENA, de José Saramago

De mí ha de decirse que tras la muerte de Jesús me arrepentí de lo que llamaban mis infames pecados de prostituta y me convertí en penitente hasta el final de la vida, y eso no es verdad. Me subieron desnuda a los altares, cubierta únicamente por el pelo que me llegaba hasta las rodillas, con los senos marchitos y la boca desdentada, y si es cierto que los años acabaron resecando la lisa tersura de mi piel, eso sucedió porque en este mundo nada prevalece contra el tiempo, no porque yo hubiera despreciado y ofendido el cuerpo que Jesús deseó y poseyó. Quien diga de mí esas falsedades no sabe nada de amor.  Dejé de ser prostituta el día que Jesús entró en mi casa trayendo una herida en el pie para que se la curase, pero de esas obras humanas que llaman pecados de lujuria no tendría que arrepentirme si como prostituta mi amado me conoció y, habiendo probado mi cuerpo y sabido de qué vivía, no me dio la espalda. Cuando, porque Jesús me besaba delante de todos los discípulos una y muchas ve…

CARTA A MI HIJO EN SU 15 CUMPLEAÑOS

De aquel día frío de noviembre recuerdo sobre todo las hojas amarillentas del gran árbol que daba justo a la ventana en la que por primera vez vi el sol  reflejándose en tus ojos muy abiertos.Siempre que paseo por allí miro hacia arriba y siento que justo en ese lugar, con esos colores de otoño, empezamos a escribir el guión que tú y yo seguimos empeñados en ver convertido en una gran película. Nunca nadie me advirtió de la dificultad de la aventura, ni por supuesto nadie me regaló un manual de instrucciones. Tuve que ir equivocándome una y otra vez, desde el primer biberón a la pequeña regañina por los deberes mal hechos, desde mi torpeza al peinar tu flequillo a mis dudas cuando no me reconozco como padre autoritario. Desde aquel 27 de noviembre, que siento tan cerca como el olor que desde aquel día impregnó toda nuestra casa, no he dejado de aprender, de escribir borradores y de romperlos luego en mil pedazos, de empezar de cero cada vez que la vida nos ponía frente a un nuevo desa…