Ir al contenido principal

LA NOSTRA VITA

El cine italiano siempre ha tenido una capacidad especial para acercarse a la realidad social sin trampas y, al mismo tiempo, ser capaz de emocionar al espectador que espera que en la pantalla, por encima de todo, le cuenten historias que le conmuevan. LA NOSTRA VITA, estrenada en nuestro país de mala manera y dos años después de su exitoso pase en Cannes (es evidente que el cine europeo debería ser tratado como una excepción cultural), es una muestra más de esa larga tradición. Daniele Luchetti ha conseguido una película que, más allá del drama personal y familiar que constituye su punto de partida y el tronco de la historia, nos sitúa frente al escenario no sólo de la crisis económica que nos azota sino sobre todo del fracaso moral en el que estamos inmersos.

La lucha de Claudio - un estupendo Elio Germano que le da al personaje las suficientes dosis de dramatismo y garra - por sacar adelante a su familia y  por ser alguien en el penoso contexto de una sociedad movida por los intereses individualistas y por el "dios" dinero constituye un magnífico retrato de las miserias de un sistema que hace aguas por todos lados. Un sistema apoyado en los chanchullos, en las corruptelas, en las huidas del derecho y de las garantías jurídicas, en la ley de la selva que obliga a todos - o a casi todos - a comportarnos  como héroes egoístas que sabemos que para sobrevivir hay que ser pragmático y nada idealista. 

Alrededor de Claudio y de su lucha personal, los efectos perversos del boom inmobiliario, la instrumentalización de los inmigrantes, la creciente xenofobia, la vulnerabilidad de los más débiles como factor de ruptura de los vínculos sociales y, como bien sabemos en el ámbito mediterráneo, la familia como garante de solidaridad y como espacio de cuidados que llega donde no lo hace el fracasado Estado.

Además las peripecias personales - y laborales - de Claudio nos pueden dar la pauta para entender cómo se sigue construyendo el individuo "hombre" en la sociedad actual. Un individuo que en un momento de la película suelta algo así como "las mujeres no deberían trabajar, deberían dedicarse a cuidarse de sus hijos" y que, a su vez, se ve obligado a desempeñar un doble papel, el de padre y el de madre, que lo supera y que le exige mirarse en el espejo aunque no quiera. Un papel que, como dice una de las protagonistas, uno no puede resolver mediante el dinero y que Claudio irá asumiendo tragándose las lágrimas.

Aunque al final la película peque de una cierta "moralina", y ese final feliz nos resulte un tanto forzado, LA NOSTRA VITA es un magnífico ejemplo  de cómo el cine nos está mostrando el derrumbe progresivo de unas sociedades en las que los individuos se ven obligados a comportarse como lobos. Esa es la gran tragedia a la que nos está llevando la crisis que sufrimos y ese es el verdadero duelo que Claudio debe asumir cuando la vida le exige respuestas para las que no estaba preparado. El duelo que reclaman el dolor de la pérdida y el que provoca verse abocado a formar parte de la mierda del sistema para sobrevivir. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

RAFAEL HERNANDO: EL HOMBRE QUE NO DEBERÍAMOS SER.

Siempre que en algunas jornadas se plantea el interrogante sobre lo que significan las “nuevas masculinidades” – un término que a mí al menos me genera el rechazo propio de las etiquetas que no transcienden lo políticamente correcto y que en este caso incluso pueden seguirle el juego al patriarcado -, me resulta muy complicado precisar en qué consiste ser un hombre “nuevo”. Resulta mucho más fácil, como en tantos otros debates complejos, especificar lo que en todo caso no debería formar parte de un nuevo entendimiento de la virilidad, despojada al fin de lastres machistas y dispuesta a transitar por senderos en los que sea posible la equivalencia de mujeres y hombres. En este sentido, resulta tremendamente didáctico usar referentes de la vida pública para señalar justamente lo que no debería ser un hombre del siglo XXI. Un territorio, el de la vida pública, que todavía hoy está  casi enteramente poblado por sujetos que visten cómodamente el traje de la “masculinidad hegemónica” y que …

50 PRIMAVERAS: CUANDO "YA NO ERES UNA MUJER".

Como  Aurore le comenta a su hija adolescente en una de las escenas de la película, cuando a una chica le llega la regla se le dice "ya eres una mujer". ¿Y qué ocurre cuándo la regla se va? En este diálogo se resume a la perfección lo que 50 primaveras nos plantea con un tono de comedia simpática y desenfada: la invisibilidad de las mujeres cuando rebasan una cierta edad, las mayores dificultades que la sociedad les plantea para poder rehacer sus vidas o inventarse proyectos nuevos, la evidente discriminación que por razón de los años se suma a la de género y a la de otras muchas circunstancias que hacen que ellas lo sigan teniendo más complicado que nosotros  (en una escena incluso se explica de manera muy didáctica qué es eso de la discriminación interseccional). Entre otras cosas, porque para nosotros los años no acaban siendo un lastre similar sino que incluso se convierten en una garantía de prestigio, atractivo y poder. De ahí que, como también se pone en solfa en la c…

MARIE CURIE: Las más inteligente entre los hombres

Siempre que hago la pregunta entre mi alumnado de cuántas mujeres científicas conocen, como mucho me responden que a Marie Curie. Sucede igual cuando les pregunto por filósofas, ensayistas o incluso escritoras: es milagroso que conozcan más de una. Esta simple prueba nos demuestra cómo ellas continúan siendo invisibles en una historia escrita por los hombres y en una educación que sigue teniendo, me temo, una mirada radicalmente androcéntrica. Las mujeres siguen sin "estar", lo cual tiene, entre otras terribles consecuencias, que las más jóvenes carecen de referentes. Es decir, para que ellas sepan en lo que pueden convertirse necesitan también ejemplos que les marquen el camino. Algo que a nosotros, los chicos, no nos pasa, ya que de entrada tenemos referentes a los que seguir en todos los campos y muy especialmente en aquellos que suponen ejercicio de poder y autoridad.
Por todo ello tenía tantas ganas de ver la reciente película que una directora alemana Marie Noëlle ha re…