Ir al contenido principal

TÚ NO ERES COMO OTRAS MADRES

Aunque incluso un periódico como El País sugiere en un inmenso reportaje que el regalo ideal para una madre son cosméticos que le ayuden a no envejecer, y aunque es evidente que el día de hoy es uno más de los muchos que El Corte inglés y similares inventaron  para tener un pretexto con el que seguir explotando a sus trabajadores y trabajadoras, quiero aprovechar este espléndido domingo para alegrarme de que mi madre, además de ser una señora coqueta y a la que le encanta continuar espléndida a sus muchos años, nunca ha dejado de alimentar su mente y de mostrar curiosidad por otros mundos que no son el suyo. Si algo he heredado de ella, además de esos ojos glotones, es su pasión lectora. No en vano me cuenta que cuando estaba embarazada de mí, leía novelas mientras estaba en la cocina preparando la comida. Mi madre es una de esas mujeres que demuestran que ser lector/a es convertirse en un sujeto para el que la vida crece más a lo ancho que hacia adelante. Solo lamento que le tocara crecer en un contexto en el que pesaba más el "cásate y sé sumisa" que la búsqueda de "una habitación propia".

Afortunadamente tiene, tenemos, los libros que seguimos compartiendo y debatiendo para superar todas las barreras y para convertirnos en sujetos empoderados. Esas páginas que nos nutren desde nuestras diferencias y que nos permiten compartir un paraíso común aunque nos separen algunas convicciones y miradas.  Por todo ello, en este día de la madre en el que muchas recibirán perfumes o cremas antiarrugas, yo regalo simbólicamente a la mía y a todas las madres del planeta una novela, Tú no eres como otras madres,  que casi podríamos decir que es la antítesis de lo que nos venden el primer domingo de mayo. Ojalá muchas madres la lean y empiezan a darse cuenta que el secreto para ser una buena madre está precisamente en no ser como los demás te dicen que debes ser. En ser una mujer que lee y que, por tanto, es peligrosa para quienes temen que pueda convertirse en un "cuerpo vivido" y deje de ser un cuerpo para satisfacer los deseos y necesidades de los demás.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MARIE CURIE: Las más inteligente entre los hombres

Siempre que hago la pregunta entre mi alumnado de cuántas mujeres científicas conocen, como mucho me responden que a Marie Curie. Sucede igual cuando les pregunto por filósofas, ensayistas o incluso escritoras: es milagroso que conozcan más de una. Esta simple prueba nos demuestra cómo ellas continúan siendo invisibles en una historia escrita por los hombres y en una educación que sigue teniendo, me temo, una mirada radicalmente androcéntrica. Las mujeres siguen sin "estar", lo cual tiene, entre otras terribles consecuencias, que las más jóvenes carecen de referentes. Es decir, para que ellas sepan en lo que pueden convertirse necesitan también ejemplos que les marquen el camino. Algo que a nosotros, los chicos, no nos pasa, ya que de entrada tenemos referentes a los que seguir en todos los campos y muy especialmente en aquellos que suponen ejercicio de poder y autoridad.
Por todo ello tenía tantas ganas de ver la reciente película que una directora alemana Marie Noëlle ha re…

50 PRIMAVERAS: CUANDO "YA NO ERES UNA MUJER".

Como  Aurore le comenta a su hija adolescente en una de las escenas de la película, cuando a una chica le llega la regla se le dice "ya eres una mujer". ¿Y qué ocurre cuándo la regla se va? En este diálogo se resume a la perfección lo que 50 primaveras nos plantea con un tono de comedia simpática y desenfada: la invisibilidad de las mujeres cuando rebasan una cierta edad, las mayores dificultades que la sociedad les plantea para poder rehacer sus vidas o inventarse proyectos nuevos, la evidente discriminación que por razón de los años se suma a la de género y a la de otras muchas circunstancias que hacen que ellas lo sigan teniendo más complicado que nosotros  (en una escena incluso se explica de manera muy didáctica qué es eso de la discriminación interseccional). Entre otras cosas, porque para nosotros los años no acaban siendo un lastre similar sino que incluso se convierten en una garantía de prestigio, atractivo y poder. De ahí que, como también se pone en solfa en la c…

EL MONSTRUO CON PENE Y LA MUDA ENAMORADA: por qué no me ha gustado LA FORMA DEL AGUA

La última película de Guillermo del Toro, que parece destinada a ser la gran triunfadora de los Oscars y que parece haber puesto de acuerdo a crític@s de cine tan dispares como Pilar Aguilar y Carlos Boyero, a mí me parece un producto perfectamente fabricado para su disfrute en la “era Trump” y para que el espectador lo contemple como un ejercicio de limpieza de conciencias frente al mundo tan horrible que nos ha tocado vivir. En esa línea creo que entronca perfectamente con esa cursilada llamada La la la land y cuyo éxito apabullante todavía no he logrado entender. Es decir, La forma del agua se dirige a las emociones más superficiales, esas que no requieren un esfuerzo singular por parte del que las recibe y que permiten salir relajados del cine, como quien se ha reconciliado con una parte de su humanidad que creía olvidada y aunque luego, casi inmediatamente, continuemos enrolados en este mundo cínico donde la único pasaporte hacia el éxito parece ser el “sálvese quien pueda” o, co…